Ir al contenido principal

Torturas utilizadas por el PSOE y el PCE entre los años 1936 y 1939.

Sacerdotes torturados y asesinados.

Los sacaron de sus casas, de los lugares donde se ocultaban, de las cárceles en las que se encontraban ilegalmente detenidos y, antes de acribillarlos a tiros, los torturaron con extrema crueldad. Las víctimas eran civiles: monjas, sacerdotes, sospechosos de ser derechistas… Y no hubo compasión ni con menores de edad, aunque alguno de ellos tuviera sólo 12 años, como los que aparecieron en las fosas comunes de Paracuellos del Jarama. Sus asesinos fueron militantes de la PSOE, comunistas, anarquistas y los nacionalistas de Companys (ERC)

Javier Barraycoa describe en su libro Los descontrolados de Companys algunos de los suplicios que padecieron estos desamparados, estos indefensos civiles, a manos de los torturadores vocacionales de la extrema izquierda; sin embargo, estos brutales tormentos, que ya se habían puesto en práctica en la Unión Soviética, no sólo se aplicaron en la región catalana, ya que tales usos de tortura también fueron utilizados en el resto de España.

El depósito. La víctima era introducida en una pequeña habitación donde se apilaban cadáveres de amigos o familiares del preso en diverso grado de descomposición. Si entre el hedor y el horror no enloquecía o se suicidaba, el preso podía pasar varios días encerrado.

La banderilla. Inyectar en manos y pies agua mezclada con heces, para provocar abscesos y parálisis en los miembros, con terribles dolores

El empetao. A la víctima (“el fascista”), atada boca abajo sobre un banco, se le introducía el cuello de una botella por el recto. Introducida la mitad, se tiraba y el vacío succionaba la víscera. Si era mujer solía hacerse por la vagina.

La ratonera. Reflejada por Orwell en 1984. La víctima era sentada desnuda y atada sobre una cacerola con una rata. Se calentaba la cacerola hasta que la rata, buscando escapar, desgarraba el recto de la víctima.

Echar a los cerdos. En los patios de muchas checas, como la oficial de San Elías, se criaban cerdos. Una de las técnicas de tortura era hacer profundos cortes en las piernas de los presos hasta que sangraban, para que al olor, los cerdos fueran a morderles hasta comérselos vivos. Era también un mecanismo para hacer hablar a otro preso, que debía contemplar la ejecución porcina mientras los verdugos se reían. Los muertos, una vez despedazados, también se echaban a los cerdos.
Monjas adoratrices (Barcelona)
Estos son algunos de los rostros de las personas que fueron masacradas durante la Guerra Civil (1936-1939). Y como se ve...no faltan los "desconocidos". Pero estos "desconocidos" tenían nombre, y unos familiares que jamás pudieron encontrarlos, para dejarles, al menos, unas flores sobre la tumba.

Las olvidadas matanzas de civiles en la Cataluña de Companys (1936-1939)


Entradas populares de este blog

Manipulación socialista de la Historia: La matanza de Granja de Torrehermosa.

El 24 de septiembre de 1936, los milicianos del PSOE-PCE entraron en la pequeña localidad de Granja de Torrehermosa (Badajoz), donde asesinaron a tiros, palos y hachazos a 35 varones, 11 mujeres y dos niñas. Los criminales, después de robar en los domicilios de sus víctimas, se dirigieron al cementerio. Allí abrieron nichos y féretros con la intención de despojar a los muertos de anillos, dientes de oro y cualquier otro pequeño objeto de valor.
Años más tarde, el 27 de mayo de 1987, TVE, bajo control del PSOE, emitió un documental en el que se afirmaba, con todo lujo de detallas y “datos” contrastados, que la matanza había sido obra de las tropas “franquistas”... lo que produjo verdadero estupor entre quienes fueron testigos directos de lo que ocurrió en aquella aciaga jornada.
Al embuste de TVE respondió el diario ABC con un artículo publicado el 31 de mayo del mismo año:
“Los menguados supervivientes de aquella matanza reconocieron, con dolor y estupor, a los suyos. Los que aparec…

Vídeo| Mozos de Escuadra golpean a manifestantes de Plataforma por Tabarnia en Mataró

Plataforma por Tabarnia y Resistencia Mataró convocaron ayer sábado una manifestación a favor de la unidad de España, que fue fuertemente reprimida por violentos independentistas y la agresiva Policía política del régimen nacionalista. (Mozos de Escuadra).
Los manifestantes, que portaban banderas de España y de Tabarnia, se vieron sorprendidos por una lluvia de objetos que les fueron lanzados por los separatistas, pero también por los garrotazos de los elementos uniformados allí personados. Nota: uno de los mozos lleva un lazo amarillo en la muñeca.